Programa Académico-Cultural 2019

Alumnas de la UNAM hablan de su experiencia en China

Miriam Puente, doctorante de la FAD, realizó una estancia de investigación en la Academia de Bellas Artes de China y Samantha Morales, egresada de licenciatura de la FCA, hizo prácticas profesionales en la UNAM-China.

Miriam Puente, estudiante de doctorado en la Facultad de Artes y Diseño (FAD) y Samantha Morales, alumna de licenciatura de la Facultad de Contaduría y Administración (FCA), realizaron sus respectivas estancias de investigación y prácticas profesionales en China, gracias a los programas de internacionalización que ha desarrollado la UNAM, con el fin de que la comunidad estudiantil tenga oportunidades de desarrollar sus capacidades académico-profesionales en el extranjero.

En entrevista para la Sede de la UNAM-China, las universitarias compartieron sus experiencias académicas y ofrecieron recomendaciones para los alumnos interesados en venir al país asiático.

Miriam2

Miriam realizó una estancia de investigación doctoral por seis meses en la Academia de Bellas Artes de China (CAFA, por su siglas en inglés), la más importante del país asiático, la cual fue posible gracias al convenio de colaboración que suscribió la FAD con dicha institución en 2016, convirtiéndose en la primera alumna de intercambio a nivel posgrado entre ambas casas de estudio. El convenio entre la UNAM y la CAFA contempla la cooperación para desarrollar proyectos de investigación, intercambio de estudiantes a nivel licenciatura y posgrado, estancias recíprocas de profesores, así como la realización de eventos académicos y culturales.

 
¿Qué significó para ti el haber representado a la FAD y a la UNAM en esta estancia de investigación en la CAFA?

Miriam Puente: Para mí fue un honor representar a la FAD y a la UNAM en esta estancia. Estudié la licenciatura, la maestría y actualmente el doctorado en la FAD, así que amo a la UNAM y agradezco la oportunidad de seguir preparándome. Fue un privilegio porque CAFA es la Academia de Arte más prestigiosa en China. También fue un logro muy grande y un sueño hecho realidad venir a China y presenciar el esplendor de su cultura, que me ha tenido cautivada desde que cursé la Maestría en Estudios de Asia y África en El Colegio de México.

 
¿Podrías explicar en qué consiste tu tema de investigación?

Miriam Puente: Examino el concepto de espontaneidad (ziran自然) como valor estético relacionándolo con los valores expresivos de la pincelada de tinta salpicada o conocida como pomo 泼墨, del estilo xieyi 写意 utilizada en la pintura de plantas y flores de uno de sus exponentes más representativos: Xu Wei 徐渭 (1521-1593), quien fue pintor, calígrafo, poeta, dramaturgo y estratega del periodo tardío de la Dinastía Ming.

La pintura de aves y flores es uno de los tres principales géneros de la pintura tradicional china, junto con la pintura de paisaje y la pintura de figuras. La pintura en estilo xieyi alcanzó su pleno auge durante la Dinastía Ming (1368-1644). Xie significa escribir o pintar. Yi es el sentido o la intención, por lo tanto, en esta pintura la expresión de las emociones, ideas y personalidad de los artistas era fundamental. La fuerza expresiva de las obras de Xu Wei ha sido fuente de inspiración de grandes artistas desde la antigüedad hasta nuestros días y una de las características de su estilo fue el uso de recursos plásticos como la pincelada de tinta salpicada o pomo.

 
¿Qué actividades realizaste durante tu estancia en la CAFA?

Miriam Puente: El principal objetivo de la estancia fue tener acceso a fuentes primarias, bibliografía y asesorías de expertos sobre el tema de mi investigación. Asistí a un taller de pintura de flores impartido por el pintor y profesor Dr. Yao Shunxi en el departamento de Pintura China de CAFA. También hice trabajo de campo visitando los museos en cuyas colecciones se encuentra la obra de Xu Wei, además de visitar la casa natal y último estudio de Xu Wei en la Ciudad de Shaoxing, en la provincia de Zhejiang.

 
¿Qué diferencias y similitudes encuentras entre tu formación en la UNAM con respecto a la CAFA?

Miriam Puente: Una de las similitudes que encuentro es la importancia que se le da al trabajo en el taller y la práctica de las técnicas pictóricas, además del estudio de la historia y teoría del Arte. En la FAD el estudio sobre el arte y la pintura responde a un modelo predominantemente occidental o eurocéntrico. La diferencia es que mientras en CAFA es posible estudiar dicha perspectiva y desarrollar técnicas pictóricas de occidente, dentro de la FAD la historia, teoría y técnicas de la pintura tradicional china son un tema poco estudiado.

Espero que el resultado de mi investigación ayude a despertar el interés en este apasionante tema. Otra diferencia significativa es la forma en que son seleccionados los aspirantes, al menos a nivel de licenciatura, pues para ingresar en la FAD se hace el mismo examen de selección que para otras áreas de humanidades de la UNAM, no es necesario tener experiencia en arte.

En cambio en la CAFA los aspirantes son seleccionados por su talento y habilidades plásticas en un ambiente con mucha competencia. Lo mismo sucede con los egresados. Al final de año se hace una exposición en todas las instalaciones de CAFA, incluyendo el Museo, en la cual se muestran los trabajos de los alumnos graduados. Esta exposición sirve para difundir la obra de los estudiantes y que la población conozca lo que se genera en la escuela. Se hace un catálogo y los alumnos pueden gozar del reconocimiento por los logros obtenidos. En la FAD se han hecho algunos esfuerzos por presentar el resultado de los egresados, pero raramente en coordinación con el resto de los museos y espacios culturales con los que cuenta la UNAM.

 
¿Qué fue lo que más te sorprendió de China y cómo fue tu adaptación a la vida en Beijing?

Miriam Puente: Lo que más me sorprendió fue la atención y el cuidado que la sociedad China tiene hacia los niños y las personas de la tercera edad. Viajé con mi esposo y mi hija pequeña y fue muy conmovedor el trato que recibimos desde nuestra llegada a China y en CAFA. Todos fueron muy amables. Tuve la fortuna de recibir el apoyo de una Beca del Gobierno Chino, gracias a ella pude alojarme en los dormitorios para estudiantes extranjeros en CAFA, las instalaciones son increíbles, incluso hay espacio para realizar deporte.

Probablemente el reto más grande fue la comunicación, yo había tomado clases de chino antes pero es muy diferente ya que estás ahí. Realmente fue mi hija quien nos abrió la oportunidad de experimentar China y convivir con otras familias, fue ella quien me dio el valor para intentar comunicarme en chino y practicar lo que había aprendido. Otro aspecto que me sorprendió fue presenciar en Beijing el cambio de estación del invierno a la primavera, ver florecer los jardines de CAFA y del resto de Beijing fue hermoso. También me impresionó el uso de la tecnología para pagar por medio de aplicaciones con el celular. Y por último, me sorprendió lo fácil que resultó trasladarnos en el metro de Beijing incluso con todo y carriola.

 
¿Qué consejos le darías a los futuros alumnos de intercambio de la UNAM?

Miriam Puente: Les aconsejaría que sean perseverantes, que no tengan miedo en realizar un intercambio o estancia si no dominan por completo la lengua, aunque reconozco que mientras más avanzado sea el nivel de chino la experiencia es distinta. También les recomiendo que se informen y participen en las distintas convocatorias que ofrecen becas para estudiantes.

 
¿Qué importancia tiene el que la UNAM cuente con una representación en China?

Miriam Puente: Cada día son más los convenios y colaboraciones entre la UNAM y las universidades chinas. El Centro de Estudios Mexicanos de la UNAM en China juega un papel fundamental en la función de ampliar la cooperación entre la UNAM y las universidades chinas. Para los estudiantes de intercambio resulta un apoyo invaluable e imprescindible, pues la UNAM-China nos ayudó en el proceso y nos asistió en caso de cualquier duda o problema. Además este Centro se encarga de difundir también la diversidad y riqueza de la cultura Mexicana, así como también difunde el conocimiento y logros de nuestra Universidad en el país asiático. Personalmente me siento muy agradecida con la Sede.

samantha3-1.jpeg

Samantha Morales, egresada de la licenciatura en la Facultad de Contaduría y Administración, concluyó sus prácticas profesionales con opción a titulación en la Sede de la UNAM en China, gracias al programa de la Dirección General de Cooperación e Internacionalización (DGECI), desarrollado con la finalidad de impulsar y fortalecer el proceso de titulación, permitiendo a los alumnos la adquisición de experiencia profesional a nivel internacional. En su caso, es la segunda estudiante que realiza prácticas profesionales en la UNAM-China. Sebastián Matamoros, egresado de la FAD, fue el primer alumno hacer sus prácticas en la Sede y se encargó de rediseñar nuestro Boletín Electrónico En el Ombligo de la Luna.

 
¿Qué significó para ti el haber participado en el programa de prácticas profesionales con opción a titulación en la Sede UNAM-China?

Samantha Morales: Participar en este programa fue una gran experiencia, significó crecer personal y profesionalmente. Conocí la labor que realiza la Sede UNAM en China y formé parte de ésta durante este tiempo. Fue un gran reto y oportunidad de aprendizaje. Estoy muy agradecida con la UNAM, con mi Facultad y la UNAM China por darme la oportunidad de realizar este trabajo, y contribuir con mis conocimientos y habilidades a un proyecto de gran importancia para la UNAM y México. Por otra parte aconsejaría que se siguieran implementando proyectos para recién graduados. Proyectos que los reten profesionalmente y que también contribuyan a los trabajos de las sedes en el extranjero. Que se tenga la apertura y la confianza de otorgarles responsabilidades y actividades de gran valor.

 
¿Podrías explicar el trabajo que desarrollaste?

Samantha Morales: Realicé un análisis organizacional para el desarrollo de los manuales de organización y procesos de la sede UNAM -China. Este proyecto surgió por la necesidad de detallar las funciones sustanciales que realiza la sede y que quedarán establecidas en un documento que aún está en proceso. También analicé otros aspectos para seguir fortaleciendo los objetivos del trabajo de la Sede, y seguir impulsando el proyecto de internacionalización de nuestra Universidad en Asia.

 
¿Qué aprendiste durante tu estancia en China ?

Samantha Morales: Aprendí sobre la historia de China y su cultura. Reflexioné que México y China son países con una gran diversidad cultural, y que los mexicanos deberíamos aprender más sobre los chinos, pero también valorar lo libres que somos nosotros para disfrutar de nuestra historia y comenzar a escribir un futuro de prosperidad.

 
¿Que fue lo que más te sorprendió de China y cómo fue tu adaptación a la vida en Beijing?

Samantha Morales: Uno de los motivos por los cuales busqué esta oportunidad fue para conocer China, no como turista, sino como residente, y aprender así de su cultura y entender su transformación a lo largo de la historia, ahora como una nueva potencia mundial. Vivir en Beijing me dio las respuestas que buscaba, desde escoger una comunidad, a las personas locales y entender su comportamiento y forma de ser; adaptarme a la comida y a lo difícil que puede resultar comunicarse, pues el inglés a veces no es suficiente, aunque lo fue para conocer a otros extranjeros e intercambiar puntos de vista acerca de China y el mundo. Creo que viví sorprendida por las diferencias y similitudes respecto con México, aunque lo más sobresaliente para mí fue la digitalización en China, en cualquier ámbito y al lugar al que vayas, lo único que se necesita es un teléfono y una cuenta bancaria para ser parte de este sistema y sumarse a la rapidez con la que suceden las cosas.

 
¿Qué consejos le darías a los futuros alumnos de intercambio de la UNAM?

Samantha Morales: Que salgan de su zona de confort, que aprovechen las oportunidades de movilidad que la UNAM ofrece, pues nuestra Universidad hace un gran esfuerzo para impulsar a cada vez más universitarios a tener experiencias internacionales. Que se aventuren a conocer otras culturas y puedan ver el mundo desde otra perspectiva y que tengan presente que un buen nivel de inglés u otro idioma es indispensable para aprovechar estas oportunidades.

 
¿Qué importancia tiene el que la UNAM cuente con una representación en China?

Samantha Morales: Como mencioné, China está en vías de convertirse en una potencia mundial. Es impresionante el desarrollo que se percibe en el país asiático, por lo tanto, que la UNAM se encuentre en este país abre la oportunidad a la comunidad mexicana de realizar colaboraciones con China, y viceversa. La Sede funge como vínculo para explorar estas oportunidades y para fortalecer las relaciones sino-mexicanas en el ámbito académico, cultural, científico y tecnológico.

A %d blogueros les gusta esto: