Destacados Programa Académico-Cultural 2019

Crece interés por aprender chino en la UNAM

En 10 años, en el Instituto Confucio de la UNAM han estudiado cerca de 8 mil alumnos. Actualmente atienden a más de mil 200 por año.

Las personas que dominan el idioma chino tienen mayores oportunidades de empleos mejor remunerados, ya que empresas chinas y mexicanas están buscando profesionales que lo hablen, además de que en las escuelas de idiomas existe una alta demanda de profesores de chino, comentó Jenny Acosta, directora del Instituto Confucio de la UNAM, que depende de la Escuela Nacional de Lenguas, Lingüística y Traducción (ENALLT).

En entrevista para la UNAM-China, Acosta refirió que las lenguas son una herramienta para los estudiantes, y el chino es la herramienta más poderosa después del inglés y el español, porque además de ser la lengua más hablada en el mundo, es cada vez más utilizada en los negocios, la política y también en áreas científicas, tecnológicas y educativas.

A más de 10 años desde su fundación, en el Instituto Confucio de la UNAM han estudiado cerca de 8 mil alumnos. Actualmente atienden a más de mil 200 por año.

“Iniciamos en 2008 con 85 estudiantes, ahora existe un incremento de la matrícula debido al gran crecimiento de China como potencia económica y a nuestro prestigio en la enseñanza del idioma”, comentó Acosta.

“En un mundo globalizado es importante hablar varias lenguas, aún más las que dominan la economía del mundo, y debemos estar preparados para tener mayor y mejor cooperación con China, que es el segundo socio comercial de México”, comentó la directora del Confucio, quien también es profesora de chino.

Sobre el perfil de quienes estudian este idioma, explicó que antes la mayoría eran personas interesadas en la cultura china, pero con los intercambios comerciales entre México y China ahora hay más profesionistas y empresarios, así como alumnos particularmente de las carreras de derecho, ingeniería y relaciones internacionales.

Proyecto conjunto

El Instituto Confucio nació como un proyecto conjunto entre la UNAM, la Universidad de Lengua y Cultura de Beijing (BLCU, por sus siglas en inglés), —que es la institución pionera en la enseñanza de chino a extranjeros— y la Oficina General del Instituto Confucio conocida como Hanban, dependiente del Ministerio de Educación de China.

El Instituto cuenta con dos directores, uno por parte de la UNAM y otro asignado por Hanban, que en este caso es el profesor Li Cheng. Existe un consejo asesor y un consejo directivo integrado por autoridades de ambas instituciones, encargado de revisar y avalar el trabajo académico. Su plantilla docente consta de siete profesores mexicanos y cinco chinos.

El Confucio de la UNAM se ha convertido en un referente en México, ya que también se ofrecen cursos de formación y actualización para profesores de chino de cualquier institución, y ha sido considerado por Hanban como un Instituto modelo en Latinoamérica.

“Apoyamos a los otros institutos Confucio que hay México (existen cinco), y en un principio también ayudamos al Instituto de Sao Paulo, Brasil, compartiendo nuestras experiencias impartiendo y organizando cursos de chino. Ahora Brasil es uno de los países de América Latina con el mayor número de Institutos con 10. Siempre colaboramos con todos los institutos, este año el Instituto Confucio de Valencia nos está apoyando para realizar un proyecto del uso del diccionario, además de que colaboramos con otras instituciones relacionadas al estudio de la lengua y la cultura como el Colegio de México, entre otras”, explicó.

Por otro lado, más de 150 estudiantes mexicanos han sido becados para aprender la lengua y hacer estudios de posgrado en China.

Foto 5

“Aún falta mucho por hacer, pero el trabajo en estos 10 años nos respalda como una institución líder en la enseñanza de esta lengua”, dijo Acosta, quien es Química Farmacéutica- Bióloga por la Facultad de Química de la UNAM. En 1997 realizó estudios de idioma chino en el entonces Centro de Enseñanza de Lenguas Extranjeras (CELE) y fue tal su pasión por aprender que decidió tomar el curso de formación de profesores. Gracias a su desempeño obtuvo varias becas para continuar sus estudios en China. Desde 2011 es profesora en la ENALLT y desde 2009 a la fecha ha fungido como la directora del Confucio.

Foto 1

La directora del Confucio abundó sobre el programa de actividades culturales y académicas que realizan durante el año.

“Celebramos el Año Nuevo Chino (enero-febrero), ofrecemos cursos de actualización de profesores (junio –julio), organizamos el foro de escritores, al que se invitan a escritores chinos para que hablen sobre sus obras (marzo-mayo), colaboramos en la aplicación del examen de certificación HSK (mayo y octubre), festejamos el día del Instituto Confucio (septiembre-octubre), colaboramos con el festival internacional de poesía en el que traemos a poetas chinos para dar a conocer sus obras (octubre), festejamos el aniversario del Instituto Confucio UNAM (noviembre), seleccionamos a becarios para estudiar en China (marzo-abril). Ocasionalmente tenemos algunas presentaciones artísticas especiales, eso depende de Hanban y de los nuevos proyectos que nos propongan.

UNAM, pionera en enseñanza de chino

Acosta observó que la UNAM es la institución pionera en la enseñanza del chino en América Latina, ya que se imparte desde 1977 y ha sido reconocida como la institución con el mayor número de exámenes HSK en Latinoamérica.

Además del Confucio, ubicado en el Centro de la Ciudad de México, los universitarios y el público en general tienen varias opciones para estudiar chino en la UNAM. En Ciudad Universitaria se encuentra la ENALLT; en el Estado de México, el Centro de Enseñanza de Idiomas de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, donde se enseña desde 1992, así como otras instituciones educativas tanto públicas como privadas.

Foto3

No obstante, en México aún existen pocos espacios para aprender chino, en comparación con la demanda. Sin embargo, el principal reto es el compromiso de los alumnos en el estudio, por el nivel de dificultad del idioma. Se registra una deserción de entre 35 y 40%, principalmente en aquellos que toman clases los fines de semana por cuestiones de horarios en sus escuelas o porque trabajan.

Se requiere aproximadamente un año y medio para que un alumno alcance el nivel de una conversación básica, siempre y cuando tome clases al menos seis horas a la semana y dedique por lo menos otras seis horas de estudio en casa, para lograr un mejor avance, advierte la académica de la UNAM.

Consejos para los alumnos

A todos aquellos que quieren adentrarse en el estudio del chino, la profesora recomienda, antes que todo, “estar decididos a dedicarle tiempo y esfuerzo, estar dispuestos a conocer una nueva forma de ver el mundo, abiertos a conocer otra cultura y tener paciencia, ya que al principio uno tarda en ver grandes avances”.

Acosta considera que para llegar a un nivel de dominio es esencial realizar estudios en China, ya que en México sólo se puede alcanzar un nivel intermedio (B2 nivel de referencia del marco europeo). “Lo que quiere decir que debemos trabajar más para que los estudiantes puedan llegar a un nivel avanzado”, indicó

El éxito de la enseñanza en la UNAM radica en que se concentran en la preparación de los profesores locales para transmitir sus conocimientos a los estudiantes, basados en sus propias experiencias y dificultades, además de que ayuda el hecho de que conocen muy bien a los estudiantes mexicanos en comparación con los profesores chinos.

Enfatizamos los puntos en los que sabemos que los estudiantes tendrán dificultades, y en los cursos ofrecemos un enfoque más comunicativo, aunque no podemos hacer a un lado el que los alumnos deben memorizar los caracteres, pero esto es un proceso idéntico al que se vive cuando aprendemos a leer y escribir en nuestra lengua materna”, explicó Acosta.

Hanban apoya en el desarrollo de nuevos materiales didácticos enfocados a los alumnos de América Latina, sin embargo, hace falta personal capacitado para elaborarlos. En la región, México se encuentra entre los primeros lugares en la enseñanza de chino, ”pero si hablamos a nivel mundial estamos en una posición de desventaja con respecto a Europa, Estados Unidos y Canadá, ya que no tenemos estudios profesionales de esta lengua, mucho menos de posgrados”, observó.

Proyectos futuros

Entre los proyectos futuros, la ENALLT se encuentra en pláticas con Hanban y BLCU para explorar la creación de una carrera de chino en la UNAM “Esperamos tener muy pronto buenas noticias”, confió.

Finalmente, la directora del Confucio comentó que el hecho de que nuestra Universidad tenga una Sede en China habla de la gran importancia que la UNAM otorga a sus intercambios con este país, con el que se espera tener mayores y mejores relaciones, no solo en el ámbito de comercio, también en el área de la educación.

“Considero que en la UNAM- China tienen un papel muy importante para darle seguimiento a los talentos universitarios y que ellos puedan retribuirle a la misma UNAM, además de buscar nuevos lazos con universidades Chinas que ayuden a fortalecer las relaciones entre nuestros países”.

Es el caso de Edmundo Borja, quien en 2015 se graduó como maestro en la Enseñanza de Chino como Lengua Extranjera por la Universidad Normal de Beijing, siendo el primer mexicano que obtiene el grado en dicha casa de estudios. Durante varios años se desempeñó como profesor de chino en el Instituto Confucio. Actualmente es el coordinador de Relaciones y Gestión de la UNAM-China, y responsable del área de traducción.

Foto 2jpg

A %d blogueros les gusta esto: