Programa Académico-Cultural 2019

El idioma español cobra mayor relevancia en China

50 mil personas estudian español en el país asiático.

Con el fin de analizar la importancia que ha adquirido en los últimos el estudio del idioma español como lengua extranjera en el país asiático, el Instituto Cervantes de Pekín organizó la mesa redonda “El Español, Un valor en Alza en China, a la que se dieron cita hispanistas chinos, representantes diplomáticos, de instituciones universitarias y público en general.

En la mesa redonda participaron Josep Borrell, ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España, Lu Jingsheng, catedrático de la Universidad de Estudios Internacionales de Shanghái y Académico Correspondiente de Real Academia Española, Lui Jian, autor del libro de texto más utilizado en China para aprender español y catedrático de la Universidad de Estudios Extranjeros de Beijing, institución que aloja a la UNAM-China e Inma González Puy, directora del Instituto Cervantes de Pekín.

Entre los asistentes diplomáticos destacan los embajadores de México, José Luis Bernal, de Colombia, Luis Diego Monsalve, así como el embajador de España, Rafael Dezcallar. Por parte de la UNAM-China acudieron su director, Guillermo Pulido y el coordinador de Comunicación y Vinculación, Raúl L. Parra.

Durante el encuentro se comentó que actualmente son 135 universidades las que imparten español en China, además de los centros de estudios particulares. Recientemente el gobierno chino incluyó el estudio del idioma en la currícula de nivel secundaria y en algunas primarias como lengua extranjera optativa, la cual se suma al francés, alemán e inglés. En total son cerca de 50 mil personas las estudian español en el país asiático.

Los hispanistas chinos hablaron de las dificultades que representa para los sinohablantes el aprender castellano, porque existe casi nula similaridad con el mandarín, por ello deben poner especial atención en la fonética.

Coincidieron en que uno de los retos para la enseñanza del español en China es el contar con docentes capacitados para adaptarse a los diferentes niveles educativos, ya que las necesidades de aprendizaje para un estudiante de secundaria son distintas a las de alumnos universitarios. En este sentido, se requiere reforzar los programas académicos para formar a un mayor número de profesores y apoyar a los jóvenes en su vocación.

También se enfatizó que la lengua española es un patrimonio de los 21 países en donde se habla el idioma, así como en otras regiones del mundo, con sus diversas variantes tanto ibéricas como latinoamericanas, por ello la necesidad de que los profesores nativos compartan sus conocimientos culturales, además de las reglas gramaticales.

Se mencionó la conformación de examen panhispánico del Servicio Internacional de la Lengua Española (SIELE), fundado entre la UNAM, el Instituto Cervantes, la Universidad de Salamanca y la de Buenos Aires con el fin de certificar el dominio del idioma a nivel global, el cual actualmente se aplica en China.

Finalmente, los participantes coincidieron en que se abren grandes oportunidades en China para el desarrollo del estudio del castellano, y que incluso algunas universidades ya no sólo enseñan el idioma, sino que lo complementan con el estudio de alguna disciplina, como economía, negocios, entre otras.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.