Programa académico-cultural 2015 Uncategorized

Viven México y China encuentro de mundos musicales

  • La UNAM y el Conservatorio Central de Música de China proyectan intercambios artísticos y académicos a largo plazo

Tras la realización en México del “II Festival de Música Tradicional y Contemporánea de China”, del 26 de febrero al 1 de marzo, la Universidad Nacional Autónoma de México y el Conservatorio Central de Música de China (CCOM, por sus siglas en inglés), establecieron nuevas metas de vinculación institucional que incluyen programas educativos para la formación de expertos en los estudios de la música de ambos países, lo que sienta un precedente para ambas instituciones.

La delegación del Conservatorio Central de Música de China fue recibida en la Facultad de Música de la UNAM/Fotografía Cecilia Morales.
La delegación del Conservatorio Central de Música de China fue recibida en la Facultad de Música de la UNAM/Fotografía Cecilia Morales.

En una reunión entre autoridades de la Facutad de Música (FaM) y del CCOM, en la que estuvieron presentes el Mtro. Francisco Viesca, director de la FaM, el director del Centro de Estudios Mexicanos de la UNAM en China, el Dr. Guillermo Pulido González, el Dr. Gonzalo Camacho, profesor titular de la Facultad, mientras que de la parte china acudieron el vicerrector del CCOM, el Dr. Zhou Haihong, el director del Departamento de Educación a Distancia, Dr. Xiu Zijian y la directora del Departamento de Asuntos Internacionales del CCOM, la Mtra. Tao Qian, se exploró la posibilidad de firmar un convenio marco para incentivar este tipo de actividades académico-culturales a largo plazo.

La propuesta, además, incluye el intercambio de profesores y estudiantes de ambas instituciones, así como la impartición de posgrados a distancia y el otorgamiento de becas completas con el costo de colegiatura, estancia y pasaje aéreo, según se comentó en el encuentro que contó con la traducción de la Mtra. Chai Fei, y del Mtro. Pablo Mendoza, quien también es el Coordinador de Cultura del CEM.

Fotografía Luis Marmolejo
Los académicos invitados presentaron los instrumentos tradicionales y tendencias actuales de la música china/Fotografía Luis Marmolejo

Asimismo, uno de los proyectos contempla la posibilidad de crear en México un Instituto Confucio enfocado a la música, como el que existe en la Real Academia de Música en Dinamarca, el cual depende del Conservatorio Central.

Esta es la primera vez que el CCOM, la escuela más importante de música del gigante asiático, participa en una actividad académica cultural con un país latinoamericano como México, ya que sólo había establecido vínculos con academias y universidades de Europa, Estados Unidos y Asia Central y el Sur de Asia.

Del mismo modo, el II Festival, organizado entre la Facultad de Música, la Dirección General de Música, así como por el Centro de Estudios Mexicanos de la UNAM en China, significó la primera oportunidad para la comunidad universitaria de conocer la música clásica y contemporánea del país asiático, ya que el evento reunió a 18 artistas y académicos, quienes ofrecieron siete conferencias, cuatro conciertos (dos en la Facultad de Música y dos en la Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario), así como una mesa redonda y un taller, con el fin de dar a conocer instrumentos tradicionales y tendencias actuales de la música china.

En la inauguración en la Sala Huehuecóyotl de la Facultad de Música, el Mtro. Francisco José Viesca Treviño, director de la FaM, expresó que el enfoque y la esencia del encuentro convergen en la comunidad universitaria.

Fotografía Luis Marmolejo
Fotografía Luis Marmolejo

“El hecho de conjuntar dos culturas, de lo que ha sido la historia de China y México, implica una concepción de punta, y al mismo tiempo estar conscientes de nuestro pasado”.

La Facultad de Música, prosiguió, cuenta con formadores, intérpretes y creadores para generar conocimiento nuevo de esta convivencia entrañable. “Le apostamos a construir relaciones profundas y proyectos sólidos para erigir el futuro que nos merecemos”.

En opinión del Coordinador de Difusión Cultural del CEM, Pablo Mendoza, este evento es un ejemplo de todo lo que se puede hacer entre la UNAM y las instituciones de educación superior e instancias culturales de China.

Recordó que el Primer Festival de Música UNAM-CCOM, realizado en 2013 en Beijing, bajo el nombre de La Ruta del Fandango, por primera ocasión, académicos, en ese tiempo como Escuela Nacional de Música, se presentaron en China para dar a conocer la música mexicana a lo largo de su historia.

Por su parte, el Dr. Gonzalo Camacho Díaz, coordinador de estudios de Etnomusicología de la FaM y quien encabezó la delegación mexicana en esa ocasión, comentó:

“En ese año (2013) visitamos China, llevamos instrumentos tradicionales mexicanos, hablamos de la diversidad musical por regiones e hicimos música hasta bailar juntos en un Fandango. Ellos creían que aquí sólo había mariachi”.

El Primer Festival sentó un precedente, ya que gracias a los vínculos CEM-China con el Conservatorio Central de Música, México se convirtió en el país invitado de honor como parte del programa World Music Days, que es organizado cada año por el CCOM.

Fotografía Ana Karina Méndez
Fotografía Ana Karina Méndez

En reciprocidad a aquella emotiva presentación, se realizó en la UNAM el II Festival con la idea de acercarse al arte del gigante asiático.

“Hicieron esta propuesta como correspondencia y me parece importante

porque afrontamos algunos problemas similares, como una gran herencia musical ancestral que contrasta con los efectos de la globalización, que también toca a las artes. El asunto invita a reflexionar sobre el impacto de estos fenómenos en nuestra creatividad y nuestra sociedad”, señaló el Dr. Gonzalo Camacho.

En opinión de Mendoza Ruiz, en el II Festival “lo más importante fue el acercamiento mutuo, porque fue completamente inesperado para ambas partes lo que ocurrió, ya que la delegación china tenía una idea difusa sobre México y no tenía una idea clara de la UNAM; fue hasta que ofrecieron sus conferencias y conciertos cuando descubrieron la magnitud de nuestra Máxima Casa de Estudios; mientras que por la parte de México, no se dimensionaba la calidad musical de los artistas y académicos que venían a ejecutar la música china”.

“Se encontraron muchos elementos en común con la historia de la música mexicana, entre ellos la importancia de la raíz de la tradición que es muy antigua en ambos casos. La diferencia es que en México no se le da la suficiente relevancia a la tradición musical para la composición de música contemporánea, como lo ocurre en China”, agregó.

Fotografía Cecilia Morales
Fotografía Cecilia Morales

Por su parte, el compositor, Jia Guoping, el responsable de integrar el repertorio musical para los conciertos que se ofrecieron con la Orquesta Filarmónica de la UNAM (OFUNAM), expresó su sorpresa por la calidad de los músicos mexicanos y por la Sala Nezahualcóyotl, ya que a su parecer en China no se cuenta con una sala con tan buena acústica como el recinto universitario.

El encuentro entre la UNAM y el CCOM fue histórico ya que significó un despertar para ambas partes del potencial musical de México y China y los proyectos que se pueden concretar a partir de este encuentro porque antes la relación institucional a este nivel simplemente no existía, consideró Mendoza Ruiz.

Fotografía Luis Marmolejo
Fotografía Luis Marmolejo

Las conferencias ofrecidas se enfocaron a la composición musical china y en explicar cómo gran parte de la música moderna de ese país está basada en su tradición musical.

En la mesa redonda, en la que participaron todos los compositores chinos con profesores de la FaM como el Dr. Gonzalo Camacho y el Dr. Julio Estrada, se ofreció un debate sobre la influencia de la etnomusicología en la sociedades, tanto china como mexicana, así como en la creación musical.

En los talleres se presentaron los instrumentos tradicionales chinos más representativos en la música tradicional china como la pipa, que viene del Ud de Persia; el erhu, un instrumento de cuerdas identificado como el violín de chino y el guzheng, un tipo de salterio.

“Yo veo este II Festival como algo gratificante, porque siempre se tiene la idea de que entre China y México es difícil lograr proyectos pero esto es una prueba de que se pueden lograr sin ningún tipo de trabas”, indicó Mendoza.

Con información de Gaceta UNAM

∞∞∞∞∞

Coordinación de Prensa y Divulgación CEM-CHINA

contacto@cem.unam.mx